¿Dudas?
5547 7973 y 2630 2453
Mi Cuenta
0
Cursos y diplomados avalados por Cursos y Diplomados avalados por la UNAM

Demencia y Deterioro Cognitivo en la Vejez

La demencia es un síndrome que implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento, la orientación, el lenguaje, y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria, puede ir acompañada de alteraciones de conducta como: irritabilidad, descontrol, con alteraciones del ánimo, impulsivo, cambios en sus hábitos cotidianos que son poco perceptibles en los primeros años del inicio de la enfermedad, y erróneamente pueden considerarse como algo normal por la edad.

Tipos de demencia

La enfermedad más habitual que puede producir demencia senil es el Alzhéimer. Sin embargo, existen otras condiciones que también pueden provocar dicha condición:

  • Parkinson
  • Huntington
  • Enfermedad por cuerpos de Lewy
  • Degeneración frontotemporal

Aunque en la mayoría de los casos, la demencia suele ser de carácter degenerativo e irreversible existen algunas causas de la demencia que, si son detectadas a tiempo, pueden ser erradicadas como, por ejemplo:  ciertas lesiones cerebrales, tumores en el cerebro, cambios en los niveles de glucosa, calcio o sodio (en estos casos la demencia se considera de origen metabólico), deshidratación, o niveles bajos de vitamina B12 en sangre.

Factores que propician esta condición

  • Antecedentes familiares
  • Uso excesivo de alcohol
  • Aterosclerosis
  • Hipertensión arterial
  • Diabetes
  • Obesidad
  • fumar

¿Qué aspectos del adulto mayor se ven afectados?

Aunque la conciencia no se ve afectada, el daño en la función cognitiva suele ir acompañado por:

  • Pérdida de memoria: olvida el camino de regreso a casa, donde coloca objetos de uso personal, nombres, desconoce a familiares etc.
  • Pensamiento: dificultad para razonar, planificar, organizar e hilar ideas.
  • Desorientación: por momentos no sabe dónde se encuentra, confusión en entornos de sobra conocidos.
  • Lenguaje: resulta difícil expresarse al no encontrar las palabras adecuadas para poder comunicarse, repite preguntas o conversaciones.
  • Dificultad en las funciones motoras y coordinación.
  • Desequilibrio emocional: a raíz de las paranoias, alucinaciones y agitaciones que se presentan.
  • Comportamiento social: conducta inapropiada, cambios en la personalidad.

Tratamiento

Para tratar la enfermedad, es preciso conocer cuáles son los factores causantes e intentar erradicarlos o controlar sus síntomas.

  • Medicamentos: Se usan temporariamente para mejorar los síntomas de demencia, deben tener un adecuado y cuidadoso seguimiento.
  • Terapias: Se puede iniciar terapias ocupacionales para ayudar en el comportamiento del paciente, su pérdida de juicio o las confusiones que padece.
  • Asistencia profesional y familiar:  Cuidar a un ser querido que sufre de demencia supone muchos desafíos para sus familiares y cuidadores. Una persona con esta enfermedad requerirá de apoyo, paciencia y compresión, el cual deberá aumentar a medida que la patología se agrava.

Deterioro cognitivo

Es un estado de deterioro cognitivo que antecede a la demencia, el cual en la etapa leve con un manejo terapéutico adecuado puede ser controlado, con el objetivo de tratar de que la persona conserve su autonomía lo más que pueda, ya que una vez que el deterioro cognitivo progresa a moderado su manejo se vuelve más difícil. La familia debe saber identificar los signos, síntomas y los beneficios que el tratamiento farmacológico puede ofrecer, ya que con este se puede retardar un poco el avance de la enfermedad.

Deterioro cognitivo leve

Problemas de memoria frecuentes, la persona es funcional y puede cuidar de sí misma sin problemas. En su vida cotidiana inicia con olvidos frecuentes de citas programadas, o actividades habituales en casa. Al hablar puede no recordar palabras para completar frases.

Deterioro cognitivo moderado

Visible pérdida de la memoria, dificultad para realizar sus actividades instrumentales de la vida diaria como seguir instrucciones, manejar dinero, hacer cuentas, lo que ocasiona que la persona se deprima, se muestre ansiosa, angustiada, y con trastornos del sueño. En este estadio la persona necesita apoyo para cuidar de sí misma.

Deterioro cognitivo severo

En este estadio ya se presenta la demencia de forma franca, la persona puede no ser capaz de ejecutar tareas o movimientos cuando se le solicita; dificultad para la escritura, la lectura expresar lo que se desea decir; incapacidad para reconocer personas, objetos, sonidos; dificultad para aprender nueva información o recordar información previamente aprendida. En esta condición la persona necesita del cuidado de otros.

La familia debe estar claramente atenta e informada sobre los signos y síntomas que pueden indicar alguna de estas condiciones para no confundir un comportamiento que puede ser normal por la edad, o el inicio de un estado de deterioro cognitivo o la demencia, que tratados tempranamente pueden controlar la sintomatología en los primeros estadios y retrasar un poco la progresión de la enfermedad.

Solicitar info por Whatsapp
+52 (55) 8616 9816